Community Manager o Community lover

Las redes sociales son una relación de amor; debes escuchar, reírte, sorprender, sorprenderte, reinventarte, apoyar, preocuparte y mantener la pasión en nivel 3xHot.

Lo mejor de la vida son las anécdotas. Me encanta sentarme junto a un buen café a conversar de esas cosas que nos pasan. Por ello luego de haber entrevistado en los últimos 5 años a +300 Community’s y trabajar codo a codo como con 100, decidí definirlos:

1.- PANA COMMUNITY: Aquel del grupo que está en todas las redes sociales, conoce las actualizaciones, tendencias y tiene +3.000 seguidores en cualquiera de ella. Posee varias app’s que le permiten diseñar sus publicaciones con unas tipografías bien bonitas y toma unas fotos finísimas para IG.

Este lleva algunas cuentas de la familia, tiene unas tarifas solidarias al mes por “escribirle unos tuits, foticos en Instagram y algunos artículos en Facebook.

2.- COMMUNITY TIGRERO: Este se caracteriza porque lleva más de 5 cuentas como freelance, monta las grillas de contenido, programa las publicaciones, pero es incapaz de monitorear. Responde luego de 5 horas, lo que define como contenido interactivo es aquel post donde pregunta algo y nadie responde, monta reportes de gestión y la mejor recomendación es la de pagar por seguidores.

3.- PICHÓN DE COMMUNITY: Su lema es “si todos pueden, yo también”. Busca adoctrinarse en alguna sexta famosa de influencers. Desea la fama 2.0, esa que internet te regala.

Sus comunidades se encuentran en los Emiratos Árabes Unidos. Rusia, China y las mamis sexy de calabozo. Desconoce el término engagement pero se ha tatuado seguidores.

La mami, mamasita, abuela, primos, novias y novios son los likes seguros de cualquier publicación.

4.- COMMUNITY GURÚ: Ha llevado muchas cuentas nacionales e internacionales. Sus logros no tienen reflejado los indicadores logrados por otros community’s. Sabe de procesos, la relación con sus clientes entran dentro de sus fortalezas, ha dictado conferencias en el interior del país, es social media manager (porque luego de 2 años de experiencia, se la sabe todas), copia y pega algunas acciones exitosas de las cuentas que ha manejado. Le encanta supervisar el trabajo de todo el mundo pero no le guste que supervisen el suyo. Habla hasta por los codos de lo que hace y no escucha lo que no hace.

Su contenido se caracteriza por llevar un tono cercano y cool sin importar la marca. Se divierte tanto que los signos de exclamación son la escarcha de la grilla.

#Felizlunes, martes, miércoles, jueves y viernes es su arma letal.

5.- COMMUNITY X: Inmigrante digital, tiene +35 años, busca trabajar desde casa, jubilado, retirado o desempleado. Ha hecho algunos cursos y quiere llevar algunas cuentas pero no sabe como. Tiene los argumentos para refutarle a cualquier pichón de Community una gestión nefasta y sólo le falta afinar algunos detalles para lograr gestionar una cuenta con un objetivo claro.

6.-EL COMMUNITY LOVER: Este es mi preferido pero se fue con los pañales. Conoce la marca u organización, se establece retos, lleva el histórico de los indicadores, analiza y sigue la evolución de su audiencia en las plataformas sociales. Entiende que la estrategia debe llevar un seguimiento, que está escrita a lápiz y debe cambiarse en función a las oportunidades que se detecten dentro de la gestión.

Es creativo, experimenta, se equivoca y vuelve a experimentar. Es la dupla del diseñador, da ideas para crear desde un GIF hasta un snapt.

Este señor piensa más y programa menos.

En modo reflexión me pregunto: Si las redes sociales es un mundo tan dinámico, como la descripción de perfil del Community Manager se ha quedado estancada? o en esta parte del charco pensamos que se estancó?